lunes, 7 de octubre de 2013

Altabaca (Dittrichia viscosa) Very good

http://p-rosso.blogspot.com.es/2012/05/altabaca-dittrichia-viscosa-la-casa-del.html

Dittrichia Viscosa:  http://es.wikipedia.org/wiki/Dittrichia_viscosa

Según la zona rural, es conocida con una denominación distinta, Altabaca, Olivarda, Mosquera, Tárraga, Julivarda, Bufarrel o Pulguera son algunas de sus numerosas denominaciones, lo que da una idea de la importancia que tenía para las poblaciones tradicionales españolas, sobre todo las ibéricas.


Se trata de una planta fanerógama, perennifolia, de la familia de las astaráceas (como las margaritas).

 Su aspecto en la parte vegetativa es de tallos erectos, leñosos en la base, recubierta de pilosidad glandular viscosa, las hojas son alargadas, estrechas y con el borde aserrado, envuelven el tallo y están muy pegadas unas a otras con lo que forman, junto con las nuevas yemas, un cúmulo vegetal alrrededor del tallo de la planta. Desprende un  olor muy fuerte y característico. Florece desde principios de la estación estival hasta comienzos del Otoño, las flores son amarillas y aparecen en la parte superior del tallo.



Crece en terrenos baldíos, removidos, generalmente bordes de caminos o campos de cultivo roturados. Originalmente es una planta que crece en terrenios húmedos, con gravas o arenas, en los fondos de barrancos, bordes de ríos y en general terrenos inestables y cambiantes. Sin embargo, por ser similares a estos también se desarrollan bién en superficies yermas, recien removidas y desprovistas de vegetación con incluso mayor predilección que sus lugares de origen, lo que ha propiciado su expansión a las zonas rurales.

Su principal uso tradicional en el litoral andaluz ha sido como atrapamoscas (mosquera), colocándose los arbustos colgados en el interior de las casas, las moscas y mosquitos quedan atrapados en la sustancia viscosa que recubre la planta. Otro de los usos importantes es como parte de las camas del ganado actuando como atrapapulgas (Pulguera). Esta información no se si es del todo cierta, en otros sitios de internet se habla más bién de que la altabaca colgada en el interior de las casas se quemaba produciendo un gas insecticida para combatir los dípteros, del mismo modo se quemaba en los corrales para desinfectar y acabar con las pulgas, como cama se utiliza en corrales de gallinas, esta vez si, atrapando en la sustancia viscosa a los piojuelos.
En algunas zonas almerienses donde se cultiva la uva de tipo Ohares se emplea para la operación localmente llamada engarpe, es decir, la fecundación artificial de las parras.
Sus ramas pegajosas son ideales para limpiar los higos picos, los pinchos se quedan adheridos a las hojas de la altabaca.
Algunos jóvenes utilizaban sus hojas como tabaco para fumar (altabaca).

Usos medicinales: Su esencia contiene cineol, azuleno, lactonas sesquiterpénicas e inulina.
Tiene propiedades diuréticas, analgésicas, vulnerarias, antirreumáticas, cicatrizantes, etc.
En Argelia se ha utilizado para combatir el paludismo y para combatir las enfermedades de las vías urinarias. En Málaga se ha utilizado su infusión como astringente, aunque parece que puede ser peligrosa por lo que se recomienda su uso sólo externo. También se usa su cocimiento para lavar heridas y contusiones.
 Una planta silvestre mediterránea denominada Dittrichia viscosa, mejor conocida como olivarda, puede ser una fuente natural para la obtención de inhibidores de la vasodilatación neurogénica. Este descubrimiento realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Granada, pertenecientes al Departamento de Química Orgánica  y al Instituto de Biotecnología, supondría un gran avance en el tratamiento contra la migraña y el cáncer.
De la olivarda obtienen un producto natural conocido con el nombre de ácido ilícico que utilizan como precursor de los productos farmacológicamente activos &-eudesmol (agente contra la migraña) y ß-eudesmol, que inhibe “in vivo” selectivamente la proliferación de células endoteliales constituyendo un prometedor antiangiogénico.
Las investigaciones con esta planta llegaron a determinar los efectos inhibitorios incluso contra el mismísimo virus del SIDA, llegándose a patentar una composición con propiedades antivirales particularmente frente a infecciones con los virus hepatitis B y C. Dicha composición presenta en su fórmula extracto de olivarda junto con extractos de otras especies.

Uso para agricultura: Es atrayente de numerosos insectos polinizadores y depredadores (lucha integrada). Es capaz de absorver metales pesados del suelo como plomo y mercurio, asimilándolos en la parte aerea de la planta.
La estructura de su parte vegetativa constituye un resguardo ideal para miridos como Nesidiocoris Tenuis, una de las especies autóctonas en Canarias que se ha mostrado como la mejor alternativa ecológica para combatir ciertos lepidópteros como la tuta absoluta o la polilla guatemanteca, además de combatir la mosca blanca y los trips. También atrae a los chinches Macrolophus y Dicyphus, que se alimentan de araña roja. Por lo tanto su asociación con cultivos de Cucurbitáceas y Solanáceas es muy beneficiosa.

Observaciones hechas en Grecia muestran que en olivares “renovados” el exterminio de la altabaca a sido seguido de un ataque de la mosca del olivo sin precedentes. Después de la reintroducción de la altabaca, hay que contar de 4 a 5 años para que el ciclo de la planta vuelva a estar en simbiosis con el olivo.

En catalán es conocida como olivarda, lo que indica que ya los antiguos intuían la relación entre esta planta con los olivos.

En ella se reproduce y inverna el Eupelmus urozonus, depredador de la mosca del olivo (Bactrocera oleae).









Es buena para asociar con cítricos (contra Phyllocnistis citrella), con encinas (contra ischeria ekebladella), y en general, es una parte importante de los ecosistemas de microfauna que mantienen un control en las plagas típicas de muchos cultivos.

Tuve la oportunidad de ver setos de esta planta en las instalaciones de la escuela de capacitación de Arucas, y estaban plagados de Nesi y de otros insectos beneficiosos para los cultivos próximos.
También he podido observar algunos ejemplares en el Monte del Agua (El Palmar), en estado salvaje, y tras observarlos minuciosamente pude ver una grán cantidad de Nesidiocoris, lo que indica que sin duda, si hay algún sitio donde Nesi pueda establecer sus poblaciones, esa es la altabaca, lo que supongo que será un interesante apunte para muchos cultivadores de tomates en las islas.

Noticia relacionada:  http://www.ideal.es/almeria/v/20100910/agricultura/investigadores-afanan-encontrar-nuevas-20100910.html


 En Canarias ha sido considerada desde siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ciencia global al cuadrado...