miércoles, 18 de enero de 2012

Jumping dichotomíes a votre librefevre arbritriorrioriesreimostodasamen

articulito de ISMA para "De Sur A Sur", revista de ASPA


¿Y cómo me la maravillaría yo?

Dedicado a ASPA, Majawil Kij y Lahgrouss (El Jehba)

Agustín Antúnez Corrales e I.S.M.A*.

Resumen: Pareidolia. El Fín de una Pandemia llamada Fascismo.

(Imagen: “Peña de los Enamorados”, Antequera. Hasta ahora, el término pareidolia solo se utilizaba en casos como este, cuando por ejemplo un paisaje presenta alguna similitud con rasgos humanos. Nosotras extendemos la idea de pareidolia, para comprender como se generan las verdades, creencias y las idolatrías, y en general cómo se construye el conocimiento en la sociedad de la (des)información.)

…….

1. Las Pareidolias marcan la eficiencia de la comunicación.

2. Pareidolia es cuando miramos las cosas dicotómicamente, con solo dos participantes: el sujeto frente a frente, en mutua exclusión, a otro sujeto, idea o entidad.

3. Las pareidolias permiten llevar la implosión de los sistemas complejos, a la sociedad de la información.

4. El mundo que diseñan las pareidolias es un mundo lineal, frente al mundo en red.

5. La psicología de masas del fascismo, de Wilhem Reich, puede así comprenderse su funcionamiento, cuando introducimos la idea de pareidolia.

6. Las pareidolias introducen barreras, muros, y convierten los sistemas complejos, en red, en sistemas de pensamiento, lenguaje y acción, de tipo laberíntico, donde la circulación está determinada y condicionada por las barreras, que actúan, impositivamente, como cerraduras, o puertas, sin acceso directo.

7. Las pareidolias reducen el imaginario de nuestras reflexiones, discusiones y debates, simplificándolos hacia los tópicos, o ideas limitantes, que impiden la comprensión, a través de una visión más global.

8. Las pareidolias conducen también a una sociedad hipernormativa, imposibilitando el libre y cotidiano vivir, pensar, lenguajear y actuar.

9. Las pareidolias se construyen a través de la educación, los medios de masas, y una gran diversidad de actos de comunicación.

10. Las pareidolias, así, se realimentan continuamente, a través de las ideas, palabras y acciones, de un modo “inconsciente”, llevándonos a comportarnos como seres limitados, ante un supuesto gran poder, sin límites, frente al que nos sentimos pesimistas, sin poder hacer nada para cambiarlo.

11. Ahora que el capitalismo está, por fín, feneciendo son las pareidolias, las que nos impiden dar el paso hacia delante, en la construcción de la sociedad que deseamos, y así, nos mostramos ciegos ante las múltiples alternativas posibles en nuestro actuar, y ante las múltiples alternativas reales, que han sido y están siendo aplicadas, a nuestro alrededor, en muchos lugares, países o sociedades.

12. Las pareidolias actúan, así, reforzando los mitos, que lejos de ser solo meras abstracciones, se incorporan, al más puro estilo del biopoder de Foucault, en nuestros cuerpos, en nuestra fisiología, en nuestras redes neuronales, en nuestros músculos, aunque hasta ahora, no hayamos sido conscientes de ello.

13. A principios de los noventa, asistí a un taller de educación global, con el colectivo Eduma. Allí comprobé como desde el principio, las actividades de aprendizaje eran grupales y dinámicas. Todas participábamos activamente, en la construcción del conocimiento.

14. Por aquellas fechas, y en los talleres y actividades de ASPA, tuve la oportunidad de profundizar en estos métodos, que son en general comunes a la educación alternativa.

15. Al comparar estos sistemas de educación abiertos, en red, con mis propias experiencias en la Universidad, compruebo ahora como las pareidolias encuentran un excelente medio de cultivo en la universidad formal.

16. En la construcción de pareidolias en la educación formal,


intervienen tanto el contenido, más o menos amplio y global de los conocimientos compartidos, como la forma de construirse, en el aula, de tales conocimientos.



17. En la educación formal, en colegios, a partir de los ocho o nueve años, en los institutos y en las universidades, por lo menos en el estado español, las propias estructuras jerárquicas, con bancas esclavas, ordenadas jerárquicamente, y mirando todas, en paralelo, hacia el estrado, hacia el escenario, estén o no atornilladas al suelo, se constituyen en una máquina de producir pareidolias.




18. Por lo pronto podemos afirmar, que el tipo de atención, enfocada cuasi permanentemente hacia el estrado, al que las masas de estudiantes ( y profesoras) están sometidas, resulta hartamente similar, a la estructura vertical y unidireccional, que observamos en las conferencias, mítines políticos, telediarios, misas, discursos, publicidad, lectura de libros clásicos, en la conducción por autopista, en especial la conductora asidua y solitaria, en su “auto individual”, según la expresión de Agustín García Calvo.


19. En tales situaciones, se produce la degeneración de las cualidades humanas básicas, a las que se refiere Casilda Rodrigáñez. Ya que la atención, al ser fijada, fundamentalmente, hacia delante, hace que se pierdan cualidades básicas para nuestra supervivencia.

20.


Los cuerpos son obligados a estar quietos y en silencio. Las alumnas, en general, se ven imposibilitadas de poder hablar en público, pues suelen estar calladas. Las estudiantes se ven condicionadas hacia el aislamiento, como individuas. Al final, en vez de tratarse de un acto legítimamente social, la educación y formación se reduce a un juego de “una a una”; “profesora vs. alumna”; no alumnas en plural, pues al no realizar trabajos en grupo, y ser la evaluación individual, la alumna se siente como “una contra todas”, perdida; en un tal sistema de formación, solo se estimula la competi


tividad.

21. De todas las direcciones del espacio de tres dimensiones, hacia donde podemos enfocar nuestra atención, las aulas jerárquicas solo favorecen una dirección. La lateralidad se pierde. Se pierden nuestras neuronas espejo. Se pierde nuestra ecolocación.

22. Así, la universidad se asemeja más a un convento de clausura que a auténticas universidades del siglo XXI.

23. La diversidad de interacciones, de comunicación, de aprendizajes, cae así en picado, y la universidad termina clonando “zombis” (“sabias incultas” y “cultas ignorantes”, al decir de Michel Serres), sumisas, reproductoras del (de ese) sistema, sin una visión crítica, y sin cualidades biológicas, perceptivas, básicas, que tenía cualquier ser humano, antes de la masificación de estos sistemas jerárquicos de educación y formación.

24. Decir pareidolia, pues, es como nombrar “la caja de los truenos”, o de Pandora. Pareidolia es una singularidad, que al ser ahora descubierta y desenmascarada, nos permite observar, al detalle, en cualquier disciplina o campo de actuación, el tipo de comunicación y acción, si es más lineal y unidireccional (1.0), o si es una comunicación en red (2.0), más eficiente, democrática y justa.

25. El análisis de las pareidoli.as puede aplicarse a los espacios o ecosistemas, como el aula, pero también puede aplicarse a los textos, y a la información.

26. Las pareidolias reducen la complejidad y multidimensionalidad de lo real, a un sistema plano, de dos dimensiones (“planilandia” Youtube), o incluso a un sistema lineal de una sola dimensión, y unidireccional (Marcuse).

27. El exceso de pareidolias, o pareidolosis, nos lleva a ver, creer y vivir, en un mundo lleno de separatividad, un mundo del control unidireccional, un mundo de la incomunicación, un mundo de separación con nuestro propio cuerpo, con los demas seres humanos, y con los seres vivos y ecosistemas, que nos rodean.

28. Ese mundo minimalista, construido a base de sedimentar pareidolias, tiene una estructura ortogonal, una malla de ángulos rectos, similar a un andamio, donde la transmisión de la información, está controlada en cada nodo, que hacen la función de puertas.

29. Es el mundo visto desde un peón de ajedrez. A veces el peón, al comerse a otra ficha, cambia de línea, pasando a otra contigua, pero siempre paralela a la que antes ocupaba.

30. Cuando el peón alcanza por fín, el final del tablero, se convierte en reina, que se mueve en todas direcciones. Ocho en total. 1) Arriba, 2) abajo, 3) a un lado, 4) a otro, y por las cuatro diagonales. O bien, usando los puntos cardinales: N, S, E, O, NE, NO, SE y SO.

31. Las 8 posibilidades del movimiento de la reina, explican la multiperspectiva de la educación global, que parte de un mundo de cuatro dimensiones; espacio, tiempo, la dimensión interna o de la observadora, y la dimensión de los temas.

32. Los cuatro mundos del chamanismo son: objetivo, subjetivo, simbólico y holístico.

33. Cuando se incrementan las pareidolias, lo simbólico se vuelve hipersimbólico, se idolatra el realismo de “las cosas son como son”, y el objetivismo se vuelve idealismo, anulando el mundo holístico.

34. Que en física se hable de universos paralelos (¿para lelos?), y en biología de neuronas espejo, a nuestro parecer, lo que rezuma es el grado de pareidolosis de los cerebros que hablan, piensan y actúan en esos términos.

35. Pues los sistemas, todos, son sistemas complejos, del latín “entretejidos”, en red, multidimensionales, multiconectados, por eso nosotras preferimos hablar de “universo estropajo”, reempoderando de camino nuestro propio y ancestral lenguaje, el lenguaje vulgar y popular, que es el que nos conecta sabiamente, en el espacio-tiempo de nuestro territorio y de nuestra cultura.

36. Y ahora un jueguecito, como parte práctica y desentumecedora…

37. Si el peon es (1) y la dama es (8), pongamos ahora entre esos dos valores, a las demás fichas. Si la malla pareidólica es ortogonal, en ella solo son posibles movimientos tipo torre, peon, Dentro de esta malla, como vemos, a pesar de su minimalidad, o gracias a ella, es posible la convivencia de peones y de torres. Es decir, las fichas, nosotras, podemos movernos, a veces, a gran velocidad, por ejemplo, en el AVE…

38. Desde aquí lo que estoy también es animándoos, para diseñar un juego que permita comprender mejor las pareidolias…

39. Finalmente, piense la lectora en la espontaneidad y experimentalidad del texto de este artículo, que introduce una singularidad, la pareidolia, y una manera de explicación, ¡y de implicación!, que se sale de lo acostumbrado.

40. Este artículo aparece ahora, tras años publicando sin parar en Internet, sobre este y otros temas, con un modo de escritura automática, y donde hemos “ensuciado” (enriquecido) el lenguaje científico formal, a través de un decir más directo, mezclando muy diversos lenguajes y estilos.

¡Atrévanse En Internet a encontrar más información!

(*) I.S.M.A.- “Iniciativas de Sostenibilidad, Medioambiente y Autogestión”

Y cómo me la maravillaría yo.docY cómo me la maravillaría yo.doc
161 kb Ver Descargar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ciencia global al cuadrado...