jueves, 31 de diciembre de 2009

pa termina bien el añño. bailando y fluyendo




Tan eterna y simpática fue tu sonrisa que me despipoyé en trozos de cristales con forma de fractales violetas.

Solucionaste mi esencia y a un mar de nubes transparentes me llevaste a través del éxtasis que produjo en mi piel tu baile y tu esplendor.

Repetimos y nos dijimos tantas cosas bonitas que la cera de las orejas se nos evaporó y se integró en el ecosistema de gaia.

Bailando, pensando, solucionando las dudas en un campo verde por donde corre el agua,y el tecnohouse; con palmas de bulería a síncopa de fondo; se funde en efervescente sensualidad y consentimiento cada vez que nuestros invisibles pero sentibles relojes atómicos marcan un nuevo nanosegundo de existencia en el amplísimo marco vivencial del multiverso.

La sensoesfera nos llevó a un concenso nítido y limpio que nos impulso a deslizarnos por el tobagan de la complejidad.
Tal fue el nudo cuando me despedí de tí que aún se me hielan los ojos, se me taponan los orificios de la nariz, y me derrito como se derritiría un batido de trufas heladas en pleno agosto en la playa.

1 comentario:

  1. uffffffffffffff!
    6969!
    es!
    el"
    monte'
    de¿
    venus?
    desdel k fluy@
    kadaves
    kedesde askí t'hskribo...

    (asertiho)

    ResponderEliminar

ciencia global al cuadrado...