sábado, 27 de junio de 2009


``Pero así como hay naturaleza que a la menor indisposición propenden a la fiebre, así estas naturalezas, que llamamos suicidas y que son siempre muy delicadas y sensibles, propenden, a la más pequeña conmoción, a entregarse intensamente a la idea de suicidio. Si tuvieramos una ciencia con el valor y la fuerza de responsibilidad para ocuparse del hombre y no sola-mente de los mecanismos de los fenómenos vitales, si tuviésemos algo como lo que debería ser una antropología, algo así como una psicología, sereirían conocidas estas realidades de todo el mundo.
Lo que hemos dicho aquí acerca de los suicidas se refiere todo, naturalmente, sólo a la superficie, es psicología, esto es un pedazo de física. Metafisicamente considerada la cuestión esta de otro modo y mucho más clara, pues en este sentido los suicidas se nos ofrecen como los atacados del sentimiento de individuación, como aquellas almas para las cuales ya no es fin de su vida su propia perfección y evolución, sino su disolución, tornando a la madre, a Dios, al todo.
Como todo fuerza puede convertirse también en una flaqueza/El Vació que existe en nuestro universo tiene una energía muy baja, en otros universos existiría con energías muy altas y unas propiedades muy extrañas. Enorme y frágil, cada centímetro cúbico de él tendría aproximadamente la masa equivalente a la luna, y la gravedad repulsiva (lo contrario a la gravedad) lo haría inestable y que decayera en un vació de baja energía (el nuestro), la energía sobrante detonaría una explosión de partículas e irradiación. Durante una fracción de segundo muy pequeña una región de Falso Vació mil millones de veces más pequeña que un protón, se expandió a una velocidad altísima hasta que decayó originando el Big Band, (Programa Redes)/.
Como toda fuerza puede convertirse también en una flaqueza ( es más en determinadas circunstancias se convierte necesariamente, asi puede el suicida típico hacer de su aparente debilidad una fuerza y un apoyo, lo hace en efecto con extraordinario frecuencia.``

´´Cuando, por consiguiente, un hombre se adelanta a extender a una duplicidad la unidad imaginada del yo, resulta ya casi un genio, al menos en todo caso una exepción rara e interesante . Pero en realid, ningún yo, ni siquiera el más genuino, es una unidad, sino un mundo altamente multiforme, un pequeño cielo de estrellas, un caos de formas, de gradaciones y de estados, de herencias y de posibilidades. Que cada uno individualmente se afana por tomar a este caos por una unidad y habla de su yo como si fuese un fenómeno simple,sólidamente conformado y delimitado claramente:esta ilusión natural a todo hombre ( incluso al más elevado)para ser una necesidad, una exigencia de la vida, lo mismo que el respirar y el comer.
Sólo poco a poco, y visto desde lejos, va surgiendo en algunos la sospecha de qué quiza todo esto es una barata estética superficial``( el lobo estepario, Herman Hesse)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ciencia global al cuadrado...